Universitarios, emprendedores, profesionistas, ¡todos!, en el camino al éxito podemos tropezar con 5 mitos que podrían matar nuestros sueños. Esto es lo que nos dice Bel Pesce, joven emprendedora y escritora originaria de Brasil.

Después de graduarse en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de trabajar en empresas como Microsoft y Google, Bel Pesce fundó FazINOVA,  escuela que ayuda a la gente a alcanzar sus sueños.

A continuación, te compartimos 5 creencias que definitivamente no te ayudaran a logar tus objetivos.

  1. Creer en el éxito repentino. Conocen la historia, ¿no?: El tecnólogo que hace una app móvil, la vende rápido y gana mucho dinero. Puede que la historia sea real, pero apuesto a que está incompleta. Si uno investiga un poco más, ese tipo había creado 30 apps antes y tenía un doctorado en ese tema. Había trabajado sobre ese tema durante 20 años.
  2. Creer que otra persona tiene las respuestas para uno mismo. Constantemente, la gente quiere ayudar, todos opinan sobre el camino que deberíamos tomar: «Permíteme que te diga, ve por este camino». Pero al analizarlo, hay otras alternativas también. Y uno tiene que tomar esas decisiones por su cuenta. Nadie más tiene las respuestas perfectas para tu propia vida. Y hay que seguir tomando esas decisiones. Los caminos son infinitos y encontraremos obstáculos, eso es parte del proceso.
  3. Asentarse cuando el crecimiento está garantizado. Cuando te va bien en la vida, has reunido un gran equipo, los ingresos crecen y todo marcha sobre rieles… es hora de asentarse… Pero bien nunca está bien. Si estás creciendo hacia un pico, tienes que trabajar más que nunca y alcanzar otro pico. No hay tiempo para asentarse.
  4. Creer que la culpa es de otro. Si tienen sueños, es su responsabilidad hacerlos realidad. Sí, puede que sea difícil encontrar talento. Sí, puede que el mercado sea malo. Pero si nadie invierte en nuestra idea, si nadie compra nuestro producto, seguro que el error de algo de eso es propio. Uno tiene que soñar y hacer el sueño realidad. Y nadie logra sus metas solo. Pero si uno no hace que suceda, la culpa es propia y de nadie más. Sean responsables de sus sueños.
  5. Creer que lo único que importa son los sueños en sí. Se suele pensar en los sueños como algo que uno persigue y que cuando los alcanza, llega a un lugar mágico que es garantía de felicidad. Pero cumplir un sueño es una sensación momentánea y la vida no lo es. La única manera de realmente cumplir todos los sueños es disfrutando cada paso del viaje. Esa es la mejor manera.

Mira el video completo